Alumno de 10 B del Colegio LAMATEPEC Difama a profesor de esa institución.

Casi siempre, en los momentos de ocio, las mentes de las personas, se dedican a la realización de lo que realmente son en su interior; esta historia no es la excepción.

 

Durante el período de vacaciones, los alumnos permanecen inactivos debido a la falta de actividades académicas; muchos de ellos se dedican a labores productivas en sus hogar, ya sea colaborando en la organización de sus pertenencias personales o colaborando en actividades laborales en los distintos ambientes. Pero unos pocos, diría contados con los dedos de la mano, ocupan su mente para generar daño, desequilibrio, desprestigio y porque no decirlo para dedicarse al mal (alcohol, pornografía, vagancia, etc).

 

La situación es la siguiente: durante el período académico 2011-2012, unos alumnos del 10º grado B del Colegio Lamatepec, se dieron a la tarea de crear desestabilización en la clase del profesor de la materia de lenguaje y literatura: llegadas tarde a la clase, insultos verbales desde afuera del aula cuando no entraban, falta de atención a las indicacciones de trabajo, no trabajo en las labores asignadas y cosas similares; al grado que se creó una gran tensión entre éstos alumnos y el maestro (por cierto la Dirección académica del colegio no hizo nada ante las denuncias del profesor) llegandose al extremo de lo que aquí estamos manifestando: uno de esos alumnos, durante las 9 y 10 de la noche del día lunes 23 de julio, burló la clave de acceso de esta cuenta de Jimdo y difamó información sobre el profesor en cuestión, colocando imágenes altamente vulgares, palabras groceras y altamente insultantes ante la persona del profesor. Queremos hacer mención que existe la evidencia de lo que estamos manifestando ya que se ha dejado una copia de todo lo que este alumno subio por medio de la WEB.

 

Nuestra intensión es servir a la comunidad educativa en general, no solo a los alumnos del COLEGIO en mención; ese es el motivo de nuestro trabajo y sacrificio. Por lo que pedimos a los encargados de la educación y formación de los alumnos, que tomen medidas correctivas y disciplinarias para aquellos que actúan de esta forma, tanto dentro como fuera de las aulas de clases. "La orientación espiritual" que reciben estos alumnos, ¿A dónde queda?...

 

Las clases están ya por reiniciarse, esperando que esta situación no se repita, no olvidemos que cuando estamos en grupos sociales nuestra condición de humanos se nos pierde de vista y actuamos sin reflexionar. Cuidado.

 

No hay que olvidar que la difamación es un delito; hoy en día existen los medios para poder hacerlo, pero también existen los mecanismos para encontrar a estos cafres; nuestra policia civil cuenta con un departamento de informática presto para detectar este tipo de daños cibernéticos a la persona y rastrear la dirección URL de dónde provino el sabotaje.